“Estamos viviendo un buen momento, con aperturas de oficinas en Costa Rica y, próximamente, en Perú”

JUAN CARLOS HAYES, DIRECTOR EJECUTIVO DE HAYES & CORP: En el décimo aniversario de la empresa, reflexiona sobre la evolución de la consultora en función de los cambios normativos, la cultura corporativa y el entorno, y se refiere al alto impacto que tendrán las nuevas regulaciones en Chile, afectando a todas las compañías. Cuesta seguirle el ritmo a Juan Carlos Hayes, Director Ejecutivo de Hayes & Corp. Reparte su tiempo como consultor con otras múltiples actividades que desarrolla: es director en cinco empresas, hace clases de estrategia en dos universidades, es presidente de Founders, consejero de MIDE en la Universidad Católica y participa en G100 y Red América, entre otras actividades. Contador Auditor de origen, con estudios en management, innovación y gobierno corporativo en las más prestigiosas universidades de EE.UU., como lo son Michigan, Stanford y Harvard, respectivamente, reconoce como su principal escuela a Citibank, compañía en la que estuvo en distintos cargos por 12 años. Ahí, además de Vicepresidente en diferentes áreas, como en Control Financiero y Recursos Humanos, se convirtió en el primer Compliance Officer en Chile. Era el inicio de los años noventa y ya había sumado a su experiencia varias fusiones y reestructuraciones de empresas. Anteriormente, había pasado por el Banco Central de Chile, donde, con sólo 27 años, le tocó hacerse cargo del área de Auditoría de Operaciones Financieras y participar en el cierre de instituciones financieras, producto de la crisis cambiaria, iniciada en 1982. “En ese ambiente me crié, explica, participando en la redacción de regulaciones, para enfrentar esa dura crisis, y también hacerme cargo de reducciones de dotación y reestructuraciones”. En su trayectoria siguieron Scotiabank, Cencosud y Caja Los Héroes, donde destaca haber participado activamente en un megaproyecto, con la apertura, en un solo día y con solo 6 meses de plazo, de más de 200 sucursales para el pago de pensiones, justo después del terremoto de 2010. “Eso lo recuerdo especialmente, por lo que significó crear la más importante red de pagos en Chile y dar cobertura de pago a casi 3 millones de personas al mes, de manera eficiente y digna”, dice. En la misma década, en el mundo explotaban los casos Enron, Worldcom, Olivetti y otros tantos más que fueron configurando su idea de apoyar a las empresas en la definición de sus Gobiernos Corporativos. “Me di cuenta de que todo lo que había sido profesionalmente y aprendido, estaba reunido en el concepto de Gobierno Corporativo. Bajo ese concepto, se unen temas tan relevantes como la estructura de gobernabilidad de una organización, el funcionamiento de sus directorios, la calidad del management, las estructuras de compensaciones, estrategias de retención de talento, planes de sucesión y también, relacionados con control interno y gestión de riesgos”, recuerda. En abril de 2012, Hayes & Corp abrió sus primeras oficinas en Nueva Las Condes, con un equipo de cinco personas. ¿Cómo fueron los inicios de Hayes & Corp? Partimos inmediatamente con tres clientes: Banco Santander, Caja Los Héroes y Redbanc. Y pronto le siguieron muchas otras empresas como el grupo Falabella, grupo CAP, Derco, grupo Zurich, CiAl Alimentos y muchas otras, que nos animaron a seguir creciendo. Entendimos el valor que le daban a nuestro modelo de consultoría y lo fuimos fortaleciendo y consolidando. A través de una invitación de Siemens en Colombia, empezamos a hacer asesorías en ese país y eso fue el comienzo de nuestra internacionalización. Hicimos modelos de prevención de delitos y programas de integridad, además de talleres y seminarios, en Argentina, Perú y Colombia, en total a más de 20 empresas. Esta mirada de ser una firma de consultoría regional ha estado presente desde el principio. ¿Cuál es el valor de la propuesta que hacen a las empresas? Nuestro modelo es diferenciador, ese es nuestro fuerte y también nuestros equipos de consultores. Desde el inicio nuestros clientes vieron la fortaleza del mix que incorporamos en los equipos de consultores que les asignábamos, con abogados, ingenieros y contadores auditores. Abogados que sabían levantar procesos, identificar riesgos y mapearlos en matrices gestionables y contadores auditores e ingenieros que se manejaban en temas legales. Eso no era algo habitual hace 10 años. Nosotros fuimos de los primeros en entregar ese valor al mercado y nuestros clientes lo agradecieron y reconocieron con su permanencia y recurrencia. Fuimos los primeros en desarrollar un modelo de Compliance Integral, que cubre 7 áreas de Compliance: Responsabilidad Penal de Personas Jurídicas, Protección de Datos Personales, Libre Competencia, Protección al Consumidor, Protección al Medioambiente, Prevención de Delitos Informáticos y Cumplimiento de Normativa Laboral. Además, en términos de servicios nos definimos como un clúster de gobierno corporativo, compliance y gestión de riesgos. Eso quiere decir que podemos entregar cualquier tipo de servicio que cae dentro de esos 3 ámbitos, para lo cual contamos con equipos internos o consultores asociados de primerísimo nivel, para poder dar cobertura a los temas que caen dentro de esos ámbitos. Si bien nuestros principales clientes han estado en las empresas corporativas, también hemos tenido un área robusta en empresas familiares, haciendo asesorías en gobierno corporativo a familias empresarias. Y tenemos clientes tanto en el sector privado como público, con o sin fines de lucro y de todo tamaño. Nos gusta sentir que ampliamos el mercado de consultoría en Gobierno Corporativo, Compliance y Gestión de Riesgos. Estamos conscientes del valor que agregamos a las empresas que nos contratan. ¿Cuáles son los desafíos que tienen las empresas en Chile próximamente? En Chile se han ido robusteciendo cada vez más las regulaciones en los 7 ámbitos que incluimos en nuestro modelo de Compliance Integral. Es relevante lo que está ocurriendo hoy con la promulgación de la nueva ley de delitos informáticos que van a tener que cumplir todas las empresas a partir de su próxima publicación. También hay que decir que estamos próximos a recibir en Chile una nueva regulación de protección de datos personales. Esa ley va a tener un altísimo impacto, en el 100% de las organizaciones, respecto al tratamiento de los datos. Va a ser necesario que todas las empresas revisen la manera en cómo gestionan los datos que tienen en sus sistemas. Por otro lado, el cambio del código penal incorporará aproximadamente 200 nuevos delitos a la Ley 20.393, lo cual hace inviable que una organización pueda desarrollarse sin tener gestión de cumplimiento, exponiéndose a riesgos de incumplimiento legal, que además de alto costo económico, conlleva un costo reputacional. En Gobierno Corporativo, la nueva norma de carácter general 461, de la CMF, que incorpora criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza) también tendrá un alto impacto en la manera de gestionar y reportar las buenas prácticas de Gobierno Corporativo, que hoy exige la regulación y los mercados. Este será su primer año de aplicación. Son muchos los ámbitos regulatorios que están cambiando y en los que Hayes & Corp ha trabajado, para incorporarlos a nuestros modelos de gestión, tal como hemos acompañado a las empresas por 10 años. ¿Cómo se proyecta Hayes & Corp al futuro en su décimo aniversario? Hoy somos una consultora más madura, con una importante experiencia, tanto local como internacional. Estamos pasando una buena época con nuevos clientes. Y sumamos la apertura, en octubre del 2021, de nuestra oficina en Costa Rica y nuestra próxima apertura en Perú. Todo nos habla de que estamos viviendo un buen momento. Además, están apareciendo muchas nuevas regulaciones tanto en Chile como en la región que nos presentan oportunidades para cubrir esos mercados y necesidades de minimizar riesgos de incumplimiento de las nuevas regulaciones.